top of page

4 consejos y una propina para el cuidado de tu piel en otoño

Que el sol es estupendo, ya lo sabemos, y que puede ser (muy) perjudicial si no nos cuidamos la piel de los excesos de su exposición, también (o como mínimo deberíamos saberlo).



A continuación te dejamos 4 consejos y una propina a tener siempre en cuenta para cuidar de forma efectiva y con carácter preventivo tu piel, en otoño... y en cualquier otra estación del año.


1: Usa protección solar todos los días, has de crear una barrera efectiva entre tu piel y la radiación ultravioleta que puede causar daños por los radicales libres.


2: Mantén tu cuerpo hidratado convenientemente todo el año y no descuides la importancia de tu crema hidratante. Una deshidratación excesiva sin ninguna rutina de hidratación trae consigo una piel seca y avejentada, así que procura beber no menos de 1,5 litros de agua cada día. ¡Tu piel lo agradecerá!.



3: Sigue, y sé constante, con una rutina de cuidados activos para tu piel, bien a través de productos dermocosméticos, bien a través de servicios o tratamientos médicos-estéticos adecuados a las necesidades específicas de tu piel. En ambos casos, déjate aconsejar siempre por profesionales contrastados. En nuestro centro, valoramos tu caso particular y te recomendamos el tratamiento estético o los productos dermocosméticos más adecuados a las necesidades de tu piel.


4: Duerme y descansa de forma óptima no menos de 7 u 8 horas diarias, ¡la hidratación y el descanso pueden ser tus armas secretas para disfrutar y presumir de una piel más joven, fresca y saludable!



Y por último, la propina: Comer bien y elegir alimentos frescos que aporten vitaminas esenciales es también muy importante para un mejor cuidado de la piel. Piensa en una dieta equilibrada y rica en antioxidantes (frutas y verduras), como el brócoli (rico en Omega-3) que inhibe el envejecimiento celular previniendo las arrugas causadas por los radicales libres, o las manzanas, que tienen un contenido muy alto de compuestos fenólicos que nos protegen de los rayos UVB; intenta también comer algo de pescado graso al menos dos veces por semana, te ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.


Como habrás podido comprobar, una actitud de vida saludable y sentido común a la hora de exponer nuestra piel al sol, pueden ser suficiente para mostrar una piel más juvenil y saludable. Y recuerda, en caso de descubrir alguna patología en tu piel, no dudes en ponerte en manos profesionales para valorar convenientemente y proponer el tratamiento o producto más adecuado a tus necesidades en particular.


 

Commentaires


bottom of page