3 TIPS DE SALUD Y BELLEZA PARA MEJORAR TU ROSTRO



¿Cansada de mirarte al espejo y no ver la mejor versión de ti misma? ¿No sabes ya qué hacer para mejorar el aspecto de tu rostro?. No te preocupes, en las siguientes líneas te proponemos tratamientos rápidos y eficaces que van a mejorar la salud y belleza de tu rostro. Descubre en las siguientes líneas 2 tratamientos de medicina estética y un servicio de estética avanzada con los que disfrutar de la mejor versión de ti misma..



Los tratamientos más eficaces



Son muchos y variados los tratamientos y servicios de medicina estética a los que se puede recurrir para conseguir una mejora general de nuestro rostro; el tratamiento más adecuado va a depender del estado general del mismo y de los objetivos que persigamos. A continuación te ofrecemos tres opciones muy interesantes para lograr en poco tiempo un rostro más atractivo, juvenil y saludable, siempre de forma natural y en armonía con tu propia imagen.



Remodelación labial



La remodelación labial es uno de los tratamientos médico estéticos más demandados en la actualidad. Sus excelentes resultados y el hecho de realizarlo en una única sesión hacen de éste uno de los servicios más agradecidos en cualquier consulta profesional de medicina estética.


El tratamiento consiste en inyectar ácido hialurónico en la zona que rodea la boca para reducir las arrugas peribucales a la vez que se perfilan y se gana en volumen. El tratamiento es indoloro y sus resultados son visibles desde un primer momento. La mejor opción para mostrar unos labios hidratados, carnosos y saludables siempre en armonía con tu rostro.



Manchas faciales



Las manchas faciales son una patología que afecta la estética de nuestro rostro y que puede ser causada por múltiples motivos, entre ellos y por destacar alguno, los factores climáticos a los que exponemos nuestra piel. En este tratamiento el primer paso ha de consistir en identificar el tipo de mancha para, en función de ésta, proponer el tratamiento más adecuado y conveniente de acuerdo a sus características propias. Para la eliminación de las mismas se pueden utilizar técnicas láser, peeling químico, tratamientos dermocosméticos o la combinación de ellas. El objetivo es lograr la despigmentación de la lesión y que luzca una piel sana, luminosa y fresca.