Inductores de colágeno: el tratamiento aliado para combatir los signos del envejecimiento

Actualizado: 21 feb



La medicina estética ha avanzado tanto en los últimos años como para evitar a muchas personas el paso por el quirófano con fines estéticos. Además de no ser invasiva o serlo mínimamente, los tiempos de recuperación que precisan los tratamientos más avanzados de medicina estética son mucho menores que los de un postoperatorio, por no hablar de los previos que toda intervención quirúrgica tiene ni de los riesgos que puede conllevar la misma.


Uno de los avances más interesantes e ilusionantes de la medicina estética actual es sin duda el uso de los inductores de colágeno. Un tratamiento cada vez más demandado para corregir los signos de la edad (arrugas, flacidez y pliegues en la piel) y que consigue evitar o retrasar los retoques con cirugía plástica. Sigue leyendo y descubre porque es tan eficaz este tratamiento para combatir la flacidez y el descolgamiento de la piel.


¿Qué son los inductores de colágeno?


Los inductores de colágeno es una técnica médico estética que se realiza mediante unos inyectables que estimulan la formación de colágeno. El colágeno es un elemento de gran importancia en nuestro cuerpo, puesto que se corresponde con una de las estructuras de soporte de nuestra piel, ayudando de forma decisiva a mantenerla con la tensión, elasticidad y flexibilidad adecuada. Con el tratamiento de inductores de colágeno vamos a conseguir de una manera muy eficaz la mejora notable del aspecto de la piel, adquiriendo esta mayor volumen y mostrando un aspecto más rejuvenecida gracias al efecto tensor que permite de forma inmediata suavizar de forma natural las arrugas del rostro.



La corrección de las arrugas se hace gradualmente desde la primera infiltración. Los inyectables pueden ser reabsorbidos por la piel para corregir todo tipo de imperfecciones faciales. Sin embargo, las mejoras comenzarán a ser plenamente visibles a partir de los 40 días del tratamiento. Los efectos tienen una duración máxima de 2 años, transcurrido este tiempo podría ser necesaria una segunda sesión para recuperar la tensión de la piel.


El colágeno es un elemento natural que se va perdiendo de forma gradual con el paso de los años. A partir de los 35 / 40 años al cuerpo le cuesta más producir esas nuevas proteínas que se van degradando o destruyendo, dando lugar a la aparición de las arrugas y la flacidez.


Al realizar una infiltración en las capas profundas de la piel estamos causando un pequeño daño que el cuerpo va a reparar. ¿Y si le ayudamos infiltrando sustancias que ayuden a las células en su proceso de regeneración? Esas sustancias son los inductores de colágeno.


¿En qué consiste el tratamiento?


Previo a cualquier actuación se procederá a un examen para evaluar el estado de la piel y las características del caso particular del paciente. Confirmada la idoneidad del tratamiento se procederá a definir las líneas de tensado donde se inyectará el material inductor de colágeno.


Dependiendo de qué inductor de colágeno se emplee podrá ser necesaria una o más sesiones. La elección no se hace tanto en función del número de sesiones sino atendiendo a si solo se necesita recuperar firmeza en una zona con un efecto lifting sin cirugía o si también hay pérdida de volumen.


En unas instalaciones adecuadas, el médico estético procederá a inyectar los inductores de colágeno según trayectoria previamente estudiada. En general, se suele usar una anestesia tópica para atenuar las molestias, que no debe confundirse con la anestesia local. La duración del tratamiento tiene una media de 30 minutos, tras los cuales se volverá a la actividad diaria de forma absolutamente normal.




Conclusiones sobre la eficacia y seguridad de los inductores de colágeno


Por lo que has leído, habrás podido comprobar que los inductores de colágeno se muestran como un tratamiento muy efectivo para combatir con éxito el envejecimiento de una forma muy natural y con resultados que son visibles desde el primer momento. Recuerda que en De Saja Medicina Estética, la consulta informativa y de valoración es gratuita, momento ideal para que la Dra. Ruth de Saja confirme la idoneidad del tratamiento en tu persona y de respuesta a las dudas que pudieras tener.