Verrugas. Técnicas para su correcta eliminación.

Actualizado: 21 feb



Las verrugas son lesiones que pueden aparecer en la piel o en las mucosas y son debidas a alguna cepa del virus del papiloma humano. Se trata de tumoraciones que se crean bien porque el virus ha entrado en contacto con alguna herida, bien por el efecto de arrastre en el caso de rascado o fricción.


Cuando oímos la palabra tumoración solemos asustarnos, pero lo cierto es que casi la totalidad de verrugas que podemos ver a diario en las consultas médicas son tumoraciones de carácter no malignas y complicadas de eliminar por métodos caseros debido a la irrigación propia que éstas tienen pudiendo generar gran dolor e incluso regenerarlas con mayor virulencia.


Antes de ver como eliminar las verrugas, veamos brevemente los distintos tipos de verrugas con los que nos podemos encontrar.



Tipos de verrugas


Ante una verruga, la primera cuestión a tratar es si ésta es benigna o por el contrario pudiera ser de aquellas que pueden llegar a ser cancerígenas. Como decíamos al principio casi todas las verrugas que aparecen en la piel, suelen ser benignas, aunque siempre se hace necesaria la consulta a un médico para descartar aquellas que pudieran darnos un susto, requiriendo una verdadera cirugía.


Seguros de que nos encontramos ante una verruga benigna, el médico estético se preocupará de otra clasificación más extensa que la anterior, con el fin de saber cómo eliminarlas. Así escucharás que se refieren a la verruga de una de las siguientes maneras:


  • Verrugas vulgares. Se llaman vulgares porque son las más comunes y no suelen malignizarse. Son redondeadas, rugosas, muchas veces oscuras, y pueden apareces aisladas o en racimos en cualquier parte de la piel, aunque se dan con más frecuencia en el rostro, el cuero cabelludo, las manos, y los espacios interdigitales.


  • Verrugas genitales. También llamadas condilomas, aparecen tanto en hombres como en mujeres, en la región genital, perianal o inguinal y se transmiten con mucha facilidad. Si no se tratan a tiempo, pueden darnos un buen susto.


  • Verrugas plantares. Son las que aparecen en la planta de los pies y, aunque visualmente son casi planas, producen grandes molestias al caminar o correr.


  • Verrugas planas. Suelen aparecer en niños o en adolescentes y apenas tienen volumen o coloración diferenciada.


  • Verrugas filiformes. Alargadas y blandas, suelen aparecer en el cuello y en los párpados. Este tipo de verrugas son las que se suelen eliminar con más facilidad.


  • Verrugas subungueales o periungueales. Aquellas que aparecen debajo o cerca de las uñas, respectivamente.



¿Cómo eliminar las verrugas sin riesgos?


Un pequeño porcentaje de las verrugas pueden eliminarse de forma domiciliaria con un tratamiento farmacológico a base de nitrógeno líquido, si bien siempre nuestro consejo es que ésta operación la realice un médico, que además sabrá si es necesario aplicar algún punto de sutura y procederá además a informarte de los cuidados posteriores en la zona para evitar posibles infecciones.


Métodos caseros como los ya conocidos de enroscar un hilo y dejar que la verruga caiga por si sola son una auténtica temeridad. La mayoría de las verrugas se pueden eliminar, incluso estando muy irrigadas, pero quien debe llevar a cabo esa acción es siempre un dermatólogo o un médico estético profesional, como la Doctora Ruth de Saja.


Las técnicas empleadas para eliminar las verrugas van desde la crioterapia con nitrógeno líquido para los casos más sencillos, hasta la electrocirugía o láser, pasando por la plataforma de plasma Plerx para los casos más complejos.



Electrocirugía o láser para eliminar verrugas


La electrocirugía es el método con el que se eliminan verrugas internas, como las que pueden aparecer en el cuello uterino.


Consiste en el uso de un bisturí eléctrico que va emitiendo un láser capaz de cortar los tejidos. Se procede eliminando la lesión capa a capa, pues aún siendo efectivo, puede dejar una pequeña quemadura en los tejidos sanos anexos a la zona invadida por la verruga. Dicho de otro modo, se intenta no cortar tejido sano y que la superficie de la pequeña lesión, que cura en pocos días, sea la menos posible. La electrocirugía requiere del uso de anestesia local.



Plasma Plerx para eliminar verrugas